El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Secured
 
 

Noticias

TDLC levanta restricciones para nueva licitación del puerto de Valparaíso

Publicado el dia 29 de November de 2012 a las 18:14 hrs.

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia aprobó ayer la solicitud realizada por Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) para permitir que los actuales operadores portuarios de la V Región participen en la licitación del Terminal 2 de Valparaíso (Espigón). La firma portuaria intentó en 2011 una licitación que no registró postores. Para un nuevo concurso, que se realizará en el primer trimestre de 2013, pidió levantar una restricción que impide a los operadores incumbentes -que operan terminales en la V Región- participar.

El fallo, sin embargo, fue estrecho. Se pronunciaron cuatro ministros y el dictamen fue dos votos a favor (Tomás Menchaca y Juan José Romero) y dos en contra (Andrea Butelmann y Radoslav Depolo). El voto de Menchaca, presidente del Tribunal, dirimió el empate a favor de la solicitud de EPV. El fallo a favor estimó que “los nuevos antecedentes disponibles hacían conveniente permitir la participación del mayor número de oferentes en la licitación. Ello, a fin de que, de esta manera, se comprometan las inversiones en infraestructura portuaria necesarias para atender el creciente tráfico de carga”. EPV estima inversiones de US$ 225 millones a US$ 280 millones en el nuevo terminal.

El tribunal determinó que, de postergarse el desarrollo de la infraestructura portuaria, se alcanzarían altos umbrales de congestión, comprometiendo la calidad del servicio. El voto en contra estimó que no existía un cambio en las circunstancias de competencia que determinaron la prohibición.

Las condiciones

La empresa portuaria había sugerido levantar la restricción, pero con condiciones: crear dos grupos de oferentes: nuevos actores e incumbentes. En caso de tener propuestas satisfactorias del primer grupo, no se considerarían las ofertas de los actuales operadores. El Tdlc fue más allá. Ahora estableció que ganará la licitación quien proponga la menor tarifa, pero si lo hace un incumbente, el entrante que haya presentado la mejor oferta podrá igualar la oferta para operar el terminal.

A la liberalización se oponían con fuerza los grupos Urenda (dueño de Agunsa y CCNI) y Matte (que ganó una licitación por el espigón de San Antonio en 2011), además de las agencias de nave reunidas en Asonave y la Fiscalía Nacional Económica (ver recuadros). Todos ellos acusaban que el levantamiento de las restricciones favorecería al grupo Von Appen, operador del terminal 1 de Valparaíso a través de Terminal Pacífico Sur (TPS). El gerente general de TPS, Francesco Schiaffino, dijo ayer que el grupo analizaría las bases de licitación para definir “la presentación de una propuesta”.

Abogados de los opositores a la propuesta de EPV analizaban ayer las acciones a seguir. El dictamen del Tdlc no es apelable a la Corte Suprema, dijo un jurista, ya que no es una causa contenciosa. Pero como es un informe que opera como un acto administrativo, los afectados podría presentar recursos de protección, de amparo económico, o recurrir a la Contraloría, agregó.

Fuente: Latercera.com

No estan permitidos los comentarios en esta pagina.